Mi lista: Cocotero, Luna, Marsellesa y Cuartetera

Alberto Pedro Heguy
(0)
17 de noviembre de 2012  

No es fácil este desafío que me han propuesto: elegir los cinco mejores caballos de la historia de Palermo. Pero acepto el reto y avanzaré cronológicamente. Empiezo por Cocotero y Burrita, los dos de Juancarlitos Harriott. Cocotero era un fenómeno. Tenía una sensibilidad especial. Jugó la Copa de las Américas y cuando lo vieron los norteamericanos pidieron probarlo y dijeron que era automático. Hacía lo que Juancarlitos pensaba. Burrita era muy ligera e inalcanzable. Era muy chica para él, pero tenía una potencia que llevaba cualquier peso y cualquier velocidad.

Luego nombro a Luna, cría de Barrantes, pero comprada por Pieres y Tanoira. En un remate mío, hace 20 años, vendí la mitad por 104.000 dólares, un precio récord. La compró Kerry Packer para que la juegue Pieres y con Tanoira compartieron las crías. Era una yegua de una serenidad impresionante. Parecía fácil pegarle a la bocha en ella. Se paseaba en la cancha. Por lo bajita, parecía que no se levantaba del suelo.

Sigo con Marsellesa, de Horacito Heguy. En su momento competía con Luna cuál era la mejor del mundo. Horacito la jugaba hasta tres chukkers en la final del Abierto. Era perfecta. Cuando uno quería girar, hacía lo que se le pedía sin esfuerzo. Fue la yegua con la que Marcos hizo el gol a lo Maradona en la final del 86 de Chapaleufú ante La Espadaña.

Y completo mi lista con la Cuartetera. Cuando la juega Cambiaso, en ese chukker son imbatibles. Tiene velocidad, potencia, correción de movimientos. ¡Esa yegua tiene todo!

Creo que hoy hay una mayor cantidad de caballos muy correctos, pero los cracks siempre son cracks. De los que nombré, cualquiera podría haber jugado en la actualidad y ser premiada. La Marsellesa hoy sería igual de fenómena.

Para el final, me permito nombrar algunos míos que, por modestia, no coloco en la lista anterior. Es por un gusto personal. Elijo a Rosa, Purita, Pureza y Catástrofe. Tienen todo, a la par de las mejores que he conocido.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.