Mihajlovic se quebró al anunciar su enfermedad y conmovió al calcio

Mihajlovic, en la conferencia de prensa en la que anuncia su enfermedad
Mihajlovic, en la conferencia de prensa en la que anuncia su enfermedad Fuente: Reuters
Claudio Mauri
(0)
13 de julio de 2019  • 18:56

Entre los muchos que se conmovieron con la noticia están los argentinos que jugaron con él en Lazio a finales del siglo pasado y principios de este. Sinisa Mihajlovic fue un recio zaguero, potente físicamente y un terror para los arqueros con sus tiros libres. Entre 1998 y 2004 compartió el plantel romano, creado con la solvente billetera del empresario Sergio Cragnotti, con Juan Sebastián Verón, Hernán Crespo, Diego Simeone, Claudio López, Roberto Sensini y Matías Almeyda. Fueron épocas en la que obtuvieron el scudetto en el 2000, entre otros trofeos, y de discutirle la supremacía del calcio a Juventus y a los equipos de Milan, y de subir las revoluciones del clásico con Roma. En 2014, cuando se enfrentaron como técnicos por el Trofeo Ramón Carranza, el Cholo Simeone compartió en las redes sociales una foto en la que estaba junto a Mihajlovic, y escribió: "Grandes recuerdos, grande Lazio". Hace dos años, cuando dirigía a Torino, Mihajlovic hizo público su interés por contratar a Giovanni Simeone, que en ese momento estaba en Genoa.

A los 50 años, el serbio, ahora entrenador de Bologna, estremeció al ambiente futbolístico tras anunciar que padece leucemia y que iniciará un tratamiento que le impedirá seguir ejerciendo su cargo a tiempo completo. "Cuando me dieron la noticia fue realmente un golpe muy duro. Voy a enfrentarme (a la leucemia) de frente, mirándole directamente a los ojos, con el pecho hinchado, como hice siempre", expresó Mihajlovic, cuyas palabras fueron saludadas con una ovación en la conferencia de prensa ofrecida durante la pretemporada en la ciudad alpina Castelrotto

Mihajlovic se quiebra al anunciar su enfermedad

El director técnico reconoció que pasó dos días encerrado en su casa, reflexionando y llorando, también lo hizo en el vestuario con sus jugadores, entre quienes están los argentinos Rodrigo Palacio y Nehuén Paz. "Toda la vida me pasó por delante en ese momento. Quiero contarlo porque no son lágrimas de miedo. Respeto a la enfermedad, pero sé que ganaré. Quiero empezar con el tratamiento para darle batalla y terminar con ella", sostuvo Mihajlovic, acompañado en la sala de prensa por el médico del club, Gianni Nanni, quien admitió que padece "una leucemia aguda y agresiva, pero que puede ser derrotada. Hace 20 años, las perspectivas de curación eran más sombrías, pero hoy hay otros recursos médicos, y si a eso la sumamos la buena predisposición de Sinisa, podemos ser optimistas". El martes comenzará el tratamiento. El director deportivo, Walter Sabatini, expresó que el serbio continuará siendo el entrenador, que cumplirá el contrato y se sumó a las voces de aliento: "Es fuerte, le va a ganar a la enfermedad. Estamos a su lado y lo acompañaremos durante todo este proceso."

Mihajlovic asumió en Bologna a principios de enero, cuando el equipo estaba comprometido con el descenso. Con ocho victorias en las últimas 12 fechas consiguió cerrar una campaña en el décimo puesto.

Entre las voces de respaldo estuvo la de Roberto Mancini, actual entrenador del seleccionado de Italia y ex compañero de Mihajlovic en Lazio y Sampdoria. El DT publicó un collage de fotos y le dejó un mensaje: "Eres muy fuerte, te estaré esperando para jugar al paddle"

Los tifosi fueron a darle apoyo

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.