Molina y un triunfo muy esperado

El cordobés se emocionó con su éxito en Ranelagh; sumó 201 golpes (-12), dos menos que Rubén Alvarez
(0)
26 de abril de 2004  

Venía acumulando buenas actuaciones en los últimos tiempos, y por eso se entendía su ansiedad por lograr una victoria. Ayer, en el 5° Abierto de la Provincia de Buenos Aires, Mauricio Molina pudo concretar el triunfo que tanto esperaba, después de sumar 201 golpes (-12), dos menos que su escolta, Rubén Alvarez. Tercero, con 205, terminó Julio Zapata.

"Este es el resultado del esfuerzo gigante de mi familia, profesor, sponsors y de toda la gente que me rodea. A ellos le dedico esta victoria", dijo emocionado el riocuartense, de 37 años, que no ganaba en el Tour desde abril de 1999, en el Gran Premio Telecom, en Mendoza.

Molina consiguió una tarjeta de 66 golpes para consagrarse después de una lucha mano a mano con Alvarez. Arrancó con un doble bogey en el hoyo 1, que le hizo perder el liderazgo, pero se recuperó rápido: hizo birdies en el 6, 7 y 8, consiguió un águila desde tres metros en el 14, y aseguró el triunfo con dos aciertos más, en el 15 y 17.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.