Mundial femenino: Marta hizo historia y con 17 goles superó la marca de Klose

Marta, la legendaria artillera de la selección brasileña
Marta, la legendaria artillera de la selección brasileña Fuente: AP
Alberto Cantore
(0)
18 de junio de 2019  • 23:59

Sin brillar, lejos de enseñar la jerarquía que la elevó seis veces a la categoría de reina del fútbol femenino, Marta descubrió en la Copa del Mundo de Francia un camino para reescribir la historia. Un gol, de penal, no es la manera más elegante ni las mejores credenciales con las que se recordará a la brasilera, pero por esa vía estableció el récord del que habla el planeta fútbol. El tanto que convirtió frente a Italia, para el triunfo 1-0 que clasificó a Brasil a los octavos de final, provocó el quiebre: con 17 festejos, repartidos en cinco participaciones, superó el registro del alemán Miroslav Klose. A los 33 años, es la máxima artillera de la FIFA en los recorridos de los Mundiales, sin distinción de género.

"Es un honor, y estoy feliz por hacer historia en un deporte que muchos ven como un deporte de hombres. Estamos rompiendo récords, demostrando que el fútbol femenino tiene mucho potencial de crecimiento. No es solo para mí, sino para todas las mujeres de ahí afuera", comentó, quien se viste con la camiseta N°10, la que en su país siempre estuvo emparentada con Pelé y desde ahora tendrá para Marta y el fútbol femenino un pabellón ante el que rendirse.

Elegida la Mejor Jugadora del Partido frente a Italia, la sonrisa y sus blancos dientes son marca registrada, parte del brillo natural que irradia Marta, considerada la futbolista más destacada de la historia del fútbol femenino. El Stade du Hainaut, de Valenciennes, fue el escenario donde se produjo ese instante mágico, con la capitana como protagonista excluyente. Aunque evidencia falta de ritmo, secuela de una lesión en la pierna izquierda, la que determinó que se ausentara del debut con Jamaica y que su aporte fuera escaso en la caída 3-2 con Australia, resultado que obligó a Brasil jugar prácticamente una final con las italianas. Pero en la dificultad relució la categoría de Marta, que tomó la responsabilidad de lanzar y convertir el penal que forzó su compañera Debinha.

El seleccionador Vadao, con el éxito parcial 1-0, le dio descanso a la Reina Marta y en su lugar mandó a la cancha a la mediocampista Luana. Una ovación bajó desde las gradas para saludar la salida de la estrella que sueña con levantar por primera vez la Copa del Mundo. Doce años atrás, en el Mundial de China, Alemania rompió con la ilusión, al imponerse por 2-0 en el partido decisivo que se disputó en Shanghai.

Jugar cinco Mundiales y marcar goles en todos resalta la jerarquía de Marta, que a pesar de su vigencia y su experiencia mantiene la misma tensión de cuando era una adolescente en las horas previas de un partido. "Me pongo muy nerviosa, es algo absurdo. Voy muchas veces al baño. ¡Dios mío! . Pero no es nada. Es más bien para estar entretenida", relata, entre risas. "No consigo comer bien. También tengo un momento solo para mí, de hablar con Dios. Y después las costumbres: siempre que subo al colectivo tiene que ser por la puerta de adelante, y para salir también. Parece una locura, pero es algo que tengo que hacer. Cuando el balón empieza a rodar, todo queda atrás, ahí consigo concentrarme en el trabajo", manifestó la delantera de Orlando Pride en una entrevista que publicó la página oficial de la FIFA.

Marta tiene la luz de una estrella, aunque no se cansa de manifestar que el fútbol se trata de un juego colectivo, donde una individualidad no rescatará al conjunto. "Este logro obedece a un trabajo en equipo. No sería la máxima goleadora de todos los Mundiales sin la ayuda de mis compañeras y de todo el cuerpo técnico. Es una conquista para el fútbol femenino. Siempre pedimos más apoyo, que haya desarrollo. Es el reconocimiento a algo que llevamos haciendo durante muchos años. Es importante y pedimos que no sea pasajero. Nuestra generación, no solo la de Brasil, sino la de otros países, va a pasar, y esperamos que las próximas puedan aprovecharlo", reclama, quien se impone dejar un legado, más allá de los goles, los títulos y los flashes que siempre la acompañan.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.