En off-side. Munich gana el mundial de las vituallas