Nacional de Clubes: más allá de buenos momentos ajenos, Hindú siempre es el favorito

Santiago Fernández, apertura de Hindú.
Santiago Fernández, apertura de Hindú. Crédito: Villarpress
Gonzalo Capozzolo
(0)
5 de mayo de 2018  • 23:23

Para vencer muchas veces hace falta ser paciente. Las victorias son construidas también de a poco, y eso debió hacer Hindú porque Alumni no le permitió desplegar el buen rugby que lo caracteriza y que forma parte de su filosofía, esa de jugar siempre manteniendo la pelota viva. Pero eso no lo desesperó. Cedió la posesión, apeló a su defensa y cuando pudo sumar con el pie lo hizo. Así, Hindú se llevó una cerrada victoria por 22-16 en Don Torcuato y se metió a las semifinales del Nacional de Clubes.

En una cancha en buen estado pero pesada, producto de la lluvia, el local tuvo que cambiar su libreto para dar un paso más en pos de ser tetracampeón. Así como por lo general apela a sus backs para desequilibrar, esta vez ellos fueron parte de una granítica defensa que funcionó a la perfección. "Es parte del rugby saber adaptarse. Llovió toda la semana y las condiciones nos obligaron a eso. Nos plantamos bien en defensa y creo que ganamos por eso", sostuvo Santiago Fernández. El apertura de Hindú fue el mayor goleador del partido con 15 puntos (cinco penales).

Pasaron casi seis meses desde la final del último Top 12, en la que Hindú superó a Alumni por 27-20. Esto era una suerte de revancha, que además acercaba al conjunto de Tortuguitas a un título, con lo que eso implica para el equipo rojiblanco, que no gana un torneo de la URBA desde 2001 y un Nacional desde 2002. Agresivo en ataque y aguerrido en defensa, daba la sensación de que esta vez se le daría. "Sabíamos las ganas que tenían ellos de jugar este partido. Fue un durísimo", destacó el entrenador de Hindú Lucas Ostiglia.

El primer tiempo fue cerrado y ninguno quebró al otro. Las defensas se mostraron ordenadas y el tanteador se movió solo por la efectividad de los pateadores. El 6-3 parcial para el local le dejó sabor a poco a un Alumni que tuvo más posesión. "En el primer tiempo defendimos todo; a veces toca no tener la pelota. Ellos juegan muy bien", agregó Ostiglia.

El visitante golpeó de entrada en el segundo tiempo con un try de Gaspar Baldunciel y pasó al frente (10-6). Pero Hindú no se desesperó, sumó dos veces vía Fernández y logró su única conquista mediante un try-penal de scrum a mediados del segundo tiempo, cuando el adversario jugaba con 14 hombres. Ni siquiera entonces pudo relajarse Hindú, ya que Alumni anotó por medio de Lucas Frana y quedó a un try convertido de la clasificación. Pero no hubo tiempo para el subcampeón de Buenos Aires e Hindú volvió a superar una etapa eliminatoria. Puede perder, por supuesto, pero difícilmente lo haga en un partido decisivo. Eso lo separa del resto y lo convirtió en el mejor equipo argentino de rugby de la última década.

El alocado festejo de los jugadores frente a su hinchada es el reflejo de un conjunto que no se relaja y que va por más. También fue un mimo para un público que, aun acostumbrado a ganar, alentó durante todo el partido. El próximo escollo será San Luis, que fue el mejor de la primera rueda del Nacional. Pero mas allá de la actualidad, ya se sabe quién es el favorito en estas instancias.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.