Nalbandian, optimista, pero con respeto