Basquetbol. NBA: se acentúa la crisis