"Ni en mis mejores sueños habría imaginado estar acá"

Almirón valora cada día en el fútbol; sus primeros trabajos y la heredada pasión por los Rojos
(0)
26 de febrero de 2015  

Llegó justo donde quería estar. Jorge Almirón estuvo en las tribunas del viejo estadio de la Doble Visera. Hoy le toca el banco de los suplentes. La presión y las críticas no le quitan el disfrute.

—¿Por qué te hiciste hincha de Independiente?

—Por mi viejo, Francisco, por la familia. Él me llevaba a la cancha y veía... Veía a mi viejo emocionado y me contagiaba. Me tocó la mejor época y estaba muy orgulloso.

—¿Hoy qué te dice él?

—Mi familia en general está pendiente de todo…

—¿Te reta?

—Nooo… No lo dejo. Trata de ser un soporte. Si mi viejo me reta tengo que dedicarme a otra cosa. Puede llegar a hacer algún comentario, pero está orgulloso porque llegué a un lugar al que pocos llegan. Me siento un privilegiado. Toma cada día como el más importante. Ni en mis mejores sueños habría imaginado estar acá.

—¿Qué te sacó el fútbol?

—Me dio todo. Desde chico siempre quise ser jugador, sin saber si iba a llegar… No hice inferiores porque tuve que trabajar y, cuando pude jugar como profesional, me dio todo. Me aferré a eso y lo vi como una oportunidad de vida, como algo que me apasionaba. Lo valoré mucho. Trabajé y sé lo que sufre la gente común.

—¿De qué trabajaste?

—En una fábrica de bronce, de carpintero… de lo que había. Mi familia era humilde y tenía que hacer lo que podía. Aprendí a levantarme de madrugada y a viajar a las 4.15 de la mañana. A volver a las 11 de la noche. Todo eso se valora. Mucho más cuando uno disfruta de algo tan lindo como jugar al fútbol. Me aferré a eso y lo hice con mucha intensidad cada día.

—¿El futbolista valora ese privilegio?

—No sabría decirlo. Todos tenemos diferentes educaciones. Esas cosas marcan. Aunque siento que algunos chicos, no. Pero no puedo pretender que todos piensen como yo. Ya estoy grande, y la sociedad y los chicos cambiaron. Hay que adaptarse. Las cosas se desvirtúan por los representantes, por los entornos, por un montón de cosas. Desde mi lugar, trato de acercarme. Después, cada uno decide.

59

es el porcentaje de eficacia de Almirón como DT de Independiente; en los torneos locales dirigió 21 partidos y cosechó 37 puntos; en el campeonato pasado terminó cuarto, con 33 unidades.

Sobre Moyano: "Me parece una persona de palabra"

La primera charla fue decisiva. A los dirigentes de Independiente los convenció de entrada el perfil de Jorge Almirón: serio, sin grandilocuencia y con un fuerte temperamento. Según ellos, era justo lo que precisaba el plantel. Lo que generaba duda era el trato con otro hombre de carácter: el presidente Hugo Moyano. "A Moyano no lo conozco mucho, pero las veces que estuve con él me generó mucha confianza. Me pareció una persona de palabra y que cumple con su obligación. Cuando está convencido de algo, lo lleva adelante. Así fue en su vida. Me dio tranquilidad en todo sentido", dice el DT.-Además, es un hombre muy poderoso en el sindicalismo y en la política nacional...-El tema es algo mucho más amplio. No podría hablar mucho de eso. Yo hablo por mi contratación, de lo que es mi permanencia y de lo que nos pusimos de acuerdo e intentamos hacer para el crecimiento de Independiente.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.