Nico Rosberg, un piloto en estado de gracia

En Singapur logró su 8vo éxito del año y vuelve a ser el líder del campeonato de F1
(0)
19 de septiembre de 2016  

Baño de espuma de Rosberg en Marina Bay
Baño de espuma de Rosberg en Marina Bay Fuente: AFP

SINGAPUR.- Nico Rosberg vuelve a estar en estado de gracia. El alemán convirtió a un Gran Premio que empezó con un despiste durante la primera tanda de entrenamientos, en una nueva victoria, la 22da de su historial, que desde ayer sabe de 200 carreras en la Fórmula 1 . El curso lo tiene nuevamente en la cima del campeonato Mundial de Pilotos, como al inicio, cuando con un póquer de triunfos avasalló a sus rivales, entre ellos al británico Lewis Hamilton, su compañero en Mercedes , el campeón defensor y el máximo oponente en su objetivo: ser ungido monarca, privilegio que tuvo su padre, Keke, en 1982, con Williams .

Firmó un fin de semana completo Rosberg, que se marchó de Singapur nuevamente como puntero, aventajando por ocho puntos a Hamilton (273 a 265 unidades) en esta compulsa que desarrollan los pilotos de la misma escudería y que tuvo momentos de rispideces en el calendario. De los roces, el alemán siempre se retiró lastimado y enseñando que cuando debe viajar al límite y presionado por el británico suele perder los estribos.

No tener la sombra de Hamilton en sus espejos fue un alivio para su marcha en la carrera nocturna en el trazado urbano de Marina Bay y se evidenció que Daniel Ricciardo ( Red Bull ) no le provoca lo mismo. "Fue un poco apretado al final, hizo una parada inteligente [Ricciardo], en el momento preciso. Si hubiese parado yo, hubiera salido por detrás de él, por el tránsito en la que era mi vuelta de entrada, así que elegimos la mejor estrategia al quedarnos en la pista. Una muestra de la fuerza de nuestro grupo de ingenieros", resaltó Rosberg, que pidió no recibir información por la radio, cuando Ricciardo lanzó una persecución implacable, descontando tres segundo por giro y le brindó emoción al desenlace. "No me da nada escuchar quién viene detrás y cuánto me va recortando, no me aporta información y por eso prefiero que no me digan nada", amplió.

"En el pasado, la pista no se me daba bien, así que esta victoria es muy especial y mucho más emocional para mí; los Red Bulls y las Ferrari [ayer Kimi Raikkonen y Sebastian Vettel realizaron una tarea fantástica, escalando desde el final de la grilla a los puestos 4to y 5to, respectivamente] nos ganaron de manera confortable el año pasado. Es estupendo haber aprendido de nuestros errores", celebró el alemán, que recibió las felicitaciones de Ricciardo y Hamilton, quienes completaron el podio. "No fue un fin de semana fácil para mí, pero, sinceramente, Nico se merece esta victoria", dijo el británico, que advirtió que está firme en la búsqueda de un nuevo campeonato: "Hay un largo camino por recorrer, estuvimos a 43 puntos, por lo que 8 no es una diferencia pronunciada".

Nunca nadie en la historia de la Fórmula 1 con ocho triunfos en el año se quedó sin celebrar el título; Marina Bay es un trazado con ganadores que ostentan, al menos, un título del mundo. Pequeñas señales para esa meta que persigue con ilusión Rosberg, un piloto que está en estado de gracia.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.