Nielsen y otro partido tranquilo

(0)
26 de junio de 2002  • 12:22

SAITAMA (De nuestros enviados especiales).– Salió indemne el árbitro Kim Milton Nielsen. Y, aún más importante, salió indemne la FIFA. El danés dirigió sin mayores inconvenientes el encuentro entre Brasil y Turquía –que le dio el pase a la final a los sudamericanos– y completó las semifinales sin controversias, para alivio de la entidad que preside Joseph Blatter.

Lo más destacado es, por cierto, que Nielsen salió del aprieto sin inconvenientes. Como ocurrió ayer con el suizo Urs Meier en el partido Corea v. Alemania, no existieron en este match situaciones complicadas; fue un encuentro sin polémicas.

En el análisis del partido no se destacan off-sides u otras acciones controvertidas, que hayan requerido una determinación decisiva del juez principal o de sus asistentes. En el primer tiempo sólo tuvo que amonestar a Gilberto Silva, por reiteración de faltas.

Hacia el final de esa etapa vivió el momento más encendido, con un amontonamiento entre Ronaldo y algunos jugadores turcos; rápidamente, el segundo juez de línea, el eslovaco Igor Sranka, separó y no pasó a mayores. Fue un pequeño revuelo que no alcanzó a alterar una jornada tranquila.

Sobre el final del match se produjo la falta más fuerte del partido, de Hasan Sas sobre Denilson, pero el danés volvió a acertar y lo amonestó. Nielsen sacó adelante el partido y el gremio de los árbitros respiró aliviado.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?