"No afectó mi juego"

(0)
8 de diciembre de 2001  

Las condiciones en las que quedó el campo después del temporal, con greens y fairways más pesados y sucios, por las ramas y las hojas que despidió el viento, no fueron dificultad para que Angel Cabrera siguiera anotando aciertos. Mientras la mayoría pareció sentirse incómodo en ese nuevo escenario, el cordobés no dio señales de encontrar dificultades.

"Después de la suspensión la cancha se puso más accesible para mí, porque los greens recibieron mejor. Realmente no me afectaron esas dos horas de interrupción y creo que jugué mejor en la última parte del día", comentó el Pato, que va por buen camino para retener el título que ganó en 1999 (el año último se jugó un desafía con formato Match Play).

Rafael Gómez , en cambio, fue uno de los más afectados por la interrupción. Era el único puntero hasta allí, pero perdió varios golpes al final: "Estaba jugando muy bien hasta ese momento. Jugué concentrado y le pegué muy bien a la pelota, pero todo fue diferente después. Hice un par de bogeys tontos y mi confianza fue desapareciendo de a poco".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.