El Masters Series de Madrid. No se da por vencido