"No será un pasaje cómodo"

(0)
27 de marzo de 2000  

"Las eliminatorias no serán un pasaje cómodo, habrá dificultades por los tiempos de trabajo, la cantidad de partidos y hasta la diversidad de lugares a los que habrá que ir a jugar. No será una competencia simple y sí compleja, pero a la vez resultará una importante base de preparación para los que logren la clasificación al Mundial del 2002. Se tratará de un torneo parejo. Es verdad que existe una presunción de leve superioridad de Brasil y de la Argentina, pero el fútbol está cubierto tanto de confirmaciones como también de sorpresas, así que no habrá que apoyarse en ese análisis", dijo Bielsa.

En sus últimos contactos con la prensa, el técnico hizo particular hincapié en el protagonismo que espera de los hinchas durante las eliminatorias. Pero sabe que, para conseguir su apoyo, el seleccionado deberá movilizarlos. "El equipo tiene que capitalizar la localía. Queremos el impulso de la gente, pero sabemos que nosotros debemos ser el combustible de los hinchas. El público será fundamental; nuestra obligación será generar la explosión del público y lograr que comprenda que necesitaremos de su tolerancia en el momento que haga falta", apuntó.

Y fue más allá. "Será bueno que el equipo sea aguerrido, y con aguerrido me refiero a que muestre una solidez mental ante la adversidad. Que no se crea que ganó antes de jugar, y lo ideal sería que el público acompañara también esa sensación para que la intolerancia no esté a flor de piel; el equipo debe estar atento a la posibilidad de tener que afrontar la adversidad y es bueno que la gente también lo sepa."

¿Bielsa le teme a algo? "Tengo miedo de que se instale una sensación del gane natural. Entonces cualquier traspié generaría decepción en vez de rebeldía; una presunción de superioridad que no ayudaría para nada; además, esa presunción de superioridad el fútbol la desmiente día a día, domingo a domingo, en todos lados", concluyó.

A un toque

Evaluación. "Dispuse del tiempo para preparar el equipo que imaginé y cuento con los jugadores que hubiera querido. Llegamos sin excusas, en postura ideal."

Prioridad. "Me parece una obviedad que prefiero clasificarme primero en las eliminatorias. Mi ilusión es que el seleccionado se clasifique, pero no es lo mismo terminar primero que cuarto."

Definición. "Si me preguntasen si soy un entrenador valiente y arriesgado, creo que contestaría que no; y si me consultasen si sólo me protejo y no tomo riesgos, también contestaría que no. Lo que sí sé es que tengo un gran equipo, que me habilita a tener una visión optimista sobre el futuro."

Batistuta y Crespo. "No descarto la convivencia de ambos jugadores, pero he elegido un esquema con sólo un centroatacante; para que hubiese dos en la cancha tendría que quitar un extremo, y ésta no me parece la mejor opción. Para mí, el desborde y el centro atrás es el acto más significativo del ataque."

El potencial del fútbol argentino. "Hay razones para creer, como que varios jugadores se destacan en las ligas más poderosas de Europa; está claro que hay grandes futbolistas, pero también hace tiempo que nos cuesta lograr figuración; entonces esta realidad deportiva pone en duda aquella afirmación del técnico inglés Kevin Keegan, cuando dijo que la Argentina era la segunda potencia del mundo."

Comparación. "Creo en la nuestra, creo en un estilo que identifica al fútbol argentino, pero también es cierto que en los últimos años, en todo el mundo, se ha privilegiado el triunfo por sobre los recorridos de cómo lograrlo."

Cambio. "Desde que asumí en el seleccionado crecí en tolerancia, porque la intolerancia es incompatible con la función de entrenador."

La televisación. "Me gustaría que cualquier argentino que desee ver a la selección pueda hacerlo, pero el mío es apenas un sentimiento."

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.