"Nunca temimos perder"

(0)
23 de diciembre de 2001  

El grito visceral, de desahogo le sale bien de adentro. Cuarenta y ocho minutos (y algunos segundos más) de una final a puro nervios merecen un festejo desatado, loco, expresivo como el Nicolás Taberna, el símbolo, el goleador y la figura de Barracas al Sur, el equipo campeón. "Dejamos todo para ganarlo, el equipo entero. Y no creo que yo sea el que sobresalió; para ganar fue necesaria la participación de los cuatro", declaró el N° 1, el que metió el gol de oro que terminó con la final, para el delirio de los 800 espectadores.

Entre abrazos, saludos y felicitaciones, explicó las sensaciones que vivió durante los seis chukkers más el tiempo suplementario. "En el quinto tiempo llegamos a sacar una buena ventaja, pero después ellos se empezaron a acercar. Sí, nos pusimos nerviosos pero nunca temimos perder el partido. Yo les daba aliento a todos, a Facundo (Taberna, su hermano), porque se acercaban en el marcador. Pero yo estaba seguro que lo ganábamos", señaló.

En el palenque de Los Ranqueles, Pedro Trino señaló convencido: "Sabíamos que iba a ser un partido complicado, y en el último tiempo, que fue gol tras gol, sabíamos que el que agarrara el pato iba a tener la última palabra".

Y agregó: "Nosotros nos juntamos para jugar este Abierto, y había algunos que no estábamos en actividad, así que el resultado es más que aceptable".

Bautista Risso opinó: "Empezamos jugando bien, pero en el cuarto tiempo nos desconcentramos un poco y ellos lo supieron aprovechar. Fue una final muy linda. Nuestro equipo es más nuevo que el de ellos y eso se notó hoy. Pero cuando llegás al suplementario es para cualquiera".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.