Las eliminatorias. Ocho de cada diez brasileños creen que su selección no merece estar en el Mundial