Operación Sudáfrica

Jorge Búsico
Jorge Búsico PARA LA NACION
(0)
14 de diciembre de 2009  • 01:22

En su complicado y lento camino hacia un merecido lugar en competencias internacionales, el rugby argentino dará en 2010 un salto clave e histórico. Desde mediados de febrero y durante dos meses y medio, un seleccionado compuesto por jugadores que actúan en el país participará de la Vodacom Cup, el segundo torneo profesional más importante que se desarrolla en Sudáfrica.

Santiago Phelan, head coach de los seleccionados nacionales, elevará hoy al Consejo de la UAR una lista de 28 o 30 jugadores que el 17 de febrero se instalarán en Stellenbosch, donde harán base para una competencia que agrupa a catorce equipos –en esta ocasión también se incorporará Namibia-, divididos en dos zonas, Sur y Norte.

El seleccionado argentino que jugará la Vodacom en la zona Sur, tendrá un nuevo nombre: Los Pampas. ¿Por qué no los Jaguares? Porque el equipo que viene detrás de Los Pumas incluye a rugbiers que actúan en Europa, y éste sólo tendrá a los que se desenvuelven en el ámbito doméstico.

Esos jugadores, todos integrantes del Pladar, tendrán vacaciones hasta el 11 de enero y luego iniciarán los entrenamientos con vistas a esa competencia interna de Sudáfrica, que le sigue en importancia a la legendaria Currie Cup.

No se sabe aún quiénes serán los entrenadores. Phelan sólo viajará en un par de ocasiones a Sudáfrica para seguir de cerca la evolución del equipo, porque su objetivo central seguirá estando en Los Pumas y en el Mundial 2011. Sí está confirmado que junto al equipo estará, además de los coaches, un staff que incluirá preparador físico, médico, fisioterapeuta y analista de videos.

La concentración será en la Universidad de Stellenbosch, fundada en 1863 y una de las más importantes del Africa del Sur. Allí mismo, en el estadio Danie Craven, el equipo argentino hará de local. Stellenbosch está ubicada a unos 50 kilómetros de Ciudad del Cabo, separada por la bellísima Ruta del Vino.

Craven, una especie de padre del rugby sudafricano y figura cuestionada por su participación en el cruento régimen del apartheid, ha sido un hombre clave para el rugby argentino. Fue él quien le abrió las puertas al mundo cuando en 1965 invitó al seleccionado nacional a Sudáfrica, dando comienzo a la leyenda de Los Pumas.

Cuarenta y cinco años después, Sudáfrica le vuelve a dar una mano grande al rugby argentino, ya que ésta invitación a la Vodacom es un paso importantísimo para que la UAR siga avanzando en pos de concretar el salto en 2012 al IV Nations.

Y si la experiencia rinde frutos, también se puede soñar con argentinos disputando el poderosísimo Súper 15 del Hemisferio Sur.

¿Qué es la Vodacom Cup? Un certamen de segundo orden en Sudáfrica, que, por otra parte, es el país que más desarrolla internamente su rugby profesional. Nació en 1998 con la necesidad de darles competencia a los jugadores que quedaban afuera del Súper Rugby y de la Currie Cup. El actual campeón es Griquas, que en la final de 2009 venció a los Blue Bulls, cuyo primer equipo se consagró en el Súper 14.

Jugar allí será un salto trascendente para el rugby argentino desde todo punto de vista. Además de la logística que significará instalar a toda una delegación dos meses y medio en otro país, el anunció oficial que llegó el viernes desde la Unión sudafricana se produce en un momento crucial para la UAR, que el jueves elegirá nuevas autoridades.

El tucumano Luis Castillo ya anunció que profundizará la transición que inició Porfirio Carreras. De hecho, a ese grupo de jugadores que actuarán en la Vodacom Cup, se le agregará otro nuevo aquí para seguir fortaleciendo el Pladar. O sea, se ampliará aún más la base para intentar contar con la mayor cantidad de rugbiers preparados para la alta competencia.

En esa dirección no se debe soslayar que la poderosa Unión de Buenos Aires, que hoy tendrá otra reunión cumbre, ha sentenciado hasta aquí que los que estén en ese régimen rentado no podrán jugar más en sus clubes a partir del próximo 1º de enero. La respuesta de la UAR a esa realidad porteña no varió: "Nosotros vamos para adelante".

Lo cierto es que en el país donde en 2010 estarán centrados todos los ojos del planeta con el Mundial de fútbol, el rugby argentino empezará a transitar otro camino trascendente en su historia. A prepararse, entonces, para un año de profundos cambios.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.