Otra caída de la Argentina

Perdió con Brasil por 3 a 0, en el segundo match por el Grupo A de la Liga Mundial
(0)
30 de junio de 2002  

BRASILIA.- La Argentina se despidió de esta ciudad sin conocer la victoria, tras perder con Brasil por 3 a 0 (25-21, 25-21 y 25-19), en el segundo partido por el Grupo A de la XIII Liga Mundial.

Si algo se ratificó en el partido de ayer, es por qué Brasil surge como uno de los mejores equipos del mundo. Más allá del rendimiento argentino, el local expuso variantes de juego e individualidades envidiables.

Con respecto al primer partido, en el que Brasil se impuso por 3 a 1, el defensor del título realizó dos cambios (Henrique ingresó por André Heller y Dante por Nalbert), pero su rendimiento en ningún momento decayó.

Más aún: en el último parcial se dio el lujo de sacar a su máxima figura, Giba, y de hacer entrar a Giovane, campeón olímpico en Barcelona 92. Una clara muestra de lo que es Brasil: un conjunto de elite que no sufre el recambio de sus hombres.

En cambio, la Argentina se encuentra unos escalones por debajo. El equipo salió con la misma formación y no contó con una buen desempeño de su carta de triunfo, Marcos Milinkovic. Y el seleccionado nacional siente y mucho, el bajo rendimiento de este jugador.

Más allá de que hubo integrantes del equipo que le pusieron el pecho a la situación, como Jorge Elgueta o Gastón Giani, el juego argentino estuvo muy lejos de poder controlar efectivamente a Brasil.

El conjunto brasileño expuso su dominio desde el saque y el bloqueo. La presión que ejerció el local desde este aspecto del juego complicó demasiado a una Argentina que no pudo controlar el poderío brasileño.

Tal como sucedió en el primer partido, la defectuosa recepción fue una constante en el equipo de Carlos Getzelevich, que se acomodaba como podía a las situaciones de ataque sin lastimar a un rival que, además, fue fuerte defensivamente.

Entonces el contraataque brasileño fue letal, porque ni Henrique, Giba, Gustavo y André perdonaron la debilidad del ataque nacional.

Al margen de que Brasil ya está clasificado para la etapa final del torneo (avanzan los dos primeros de cada grupo, y Brasil por ser el anfitrión de la definición), el local no especula con ello ni necesita utilizar los torneos de elite para que sus jugadores sumen experiencia.

Esto es algo por lo que atraviesa la Argentina, que requiere que sus jóvenes adquieran jerarquía internacional para llegar al Mundial de nuestro país (del 28 de septiembre al 13 de octubre próximos) de la mejor manera posible.

La Liga Mundial sigue. Sólo se disputó la primera fecha, y para la siguiente jornada el seleccionado recibirá en San Juan, el próximo fin de semana, a Polonia, un rival de menos fuste que este increíble Brasil.

Dirigieron J. Pérez Vento (Cuba) y P. Cedeño (Venezuela) y así se alinearon los equipos:

Brasil: Henrique, Mauricio, Giba, André, Gustavo y Dante. Ingresaron: Sergio (líbero), Ricardinho, Anderson y Giovane. DT: Bernardinho.

Argentina: Marcos Milinkovic, Jorge Elgueta, Javier Weber, Hugo Conte, Alejandro Spajic y Gastón Giani. Ingresaron: Pablo Meana (líbero), Pablo Peralta, Gustavo Scholtis y Gustavo Porporatto. DT: Carlos Getzelevich.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?