Voleibol: la Copa del Mundo. Otra frustrante derrota