La Copa Davis. Otra vez hubo incidentes