Por ahora, sigue la inactividad. ¿Otro mes sin fútbol?