Palermo Hollywood

El actor Tommy Lee Jones se dio un gran gusto: debutó en la Catedral; hizo un gol sobre el final, aunque su equipo, San Saba, cayó por 18-12 ante La Picaza
(0)
26 de abril de 2004  

Muchas figuras desfilaron a lo largo de los años por el Campo Argentino. Siempre cracks que ingresaron en la historia del polo por sus conquistas. Pero ayer sucedió un hecho inédito: la Catedral recibió al jugador más famoso -fuera del polo- que, seguramente, pisó su espléndido césped. El actor norteamericano Tommy Lee Jones se dio un gusto que pocos pueden darse y, además, hizo un gol. No todas fueron rosas: su equipo, San Saba, perdió por 18-12 ante La Picaza, en la segunda jornada del III Masters de Palermo. Poca gente se enteró de esta visita y unas 500 personas presenciaron el partido.

Tommy Lee Jones, que juega al polo desde hace varios años en su país, llegó al Campo Argentino cerca de las 14.30. Vio un poco del encuentro previo, luego se fue a a los palenques y unos minutos antes del comienzo de su partido salió a taquear con una alazana sin cambiarse la camisa. Su mujer, Dawn, una buena jugadora, le sacó la clásica foto para el álbum familiar cuando estaba por comenzar el cotejo.

Se puso su camiseta, aunque fue imposible fotografiarlo: hizo una seña y uno de sus guardaespaldas se puso adelante cuando quedó en cuero. En el juego, se mostró como un jinete con buena equitación y de aceptable taqueo. Eso sí: a lo largo de los chukkers se notó cansado por el esfuerzo físico. Habló casi nada con sus compañeros, y cerca del final del partido le llegó la hora de su festejo. Tomó una bocha cercana a las 60 yardas del mimbre que da al tablero electrónico, corrió directo hacia el arco y con tres toques cortos metió su primer gol en Palermo, cuando el reloj marcaba los 6m28s. Ese tanto cerró la tarde, aunque para Tommy Lee apenas fue un consuelo, porque su orgullo de polista le dejó un sabor amargo por la caída.

No hubo posibilidad de charla con la prensa, pues el actor es reacio a los contactos con los medios. Terminó el partido, se cambió y dos combis llegaron al palenque para inmediatamente llevarlo de Palermo. Ya se había dado el gusto.

  • El primer finalista

    Outback La Dolfina igualó con Las Monjitas 7-7 y es el primer finalista del III Masters de Palermo. El torneo seguirá hoy, con el choque entre San Saba y BP Polo Team, a las 14, en Palermo, en una zona en la que ambos equipos, más La Picaza, tienen posibilidades de llegar a la final del certamen.
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.