Para superar esto hay que mirarse bien hacia adentro