Piazza y la herida de Forlán

"Fue un error grosero", dijo Iso
(0)
31 de octubre de 2000  

No sólo de cuestiones tácticas debe hablar el director técnico Osvaldo Piazza. Esa es una buena muestra de la actualidad de Independiente. La salida de Diego Forlán ocupó durante un largo rato al entrenador, que explicó por qué no reemplazo antes al delantero. El tema molestó a varios dirigentes. Incluso al presidente, Pedro Iso.

El atacante uruguayo debió abandonar el campo de juego por un corte en el cuero cabelludo; los tres cambios estaban agotados y el equipo se quedó con diez jugadores cuando restaban 11 minutos. En ese lapso, San Lorenzo se llevó la victoria.

"Parece que hubiese arriesgado la vida de Forlán o que hubiésemos perdido por la salida de él. Las mejores situaciones de gol las creamos cuando estuvimos con diez", señaló Piazza.

A continuación, las razones... "Cuando salió en el entretiempo, el médico me dijo: «Le damos unos puntos de sutura y va a andar bien...» Hablé con el jugador cuando estaba en la camilla y me dijo que estaba en buenas condiciones. En el segundo tiempo se le corre el vendaje, cabecea y la herida comienza a sangrar nuevamente. ¿Yo también tengo que darme cuenta de eso?" El tema molestó a varios dirigentes, que criticaron el proceder de Piazza. Así lo evidenció el presidente Pedro Iso: "Fue un error grosero. Voy a charlar con él durante la semana para saber qué sucedió. La campaña me tiene preocupado, pero los jugadores actuaron bien y van a salir de esta racha". Iso mantuvo en las últimas horas un contacto telefónico con José Pastoriza. "Sólo fue una charla entre amigos", manifestó el titular del club, que repitió una vez más que el futuro de Piazza no está en discusión.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.