Pitana vio el penal, pero no lo quiso cobrar

Ángel Sánchez
(0)
27 de julio de 2015  

Es paradójico lo que sucede con Néstor Pitana. Más allá del grave error que cometió en el clásico rosarino y que detallamos aparte, se trata un árbitro que ha recorrido un particular camino en esta hermosa profesión. Por problemas personales que descartaron a algunos de sus pares, tuvo la suerte de ser designado para el último Mundial. Allí se dieron dos realidades: la primera es que no tuvo fallas ni equivocaciones groseras; la segunda es que no tuvo jugadas que le hayan complicado su desempeño en el torneo de Brasil. Pero a mi entender las condiciones que tiene Pitana son menores de lo que la opinión pública cree de él. Esa muy buena imagen del Mundial la deteriora en cada fecha del fútbol argentino donde falla demasiado y con errores muy groseros. El penal que no le cobró a Rosario Central es una clara muestra de falta de compromiso. Lo vio, no pudo no verlo. Pero, peor aún, no lo quiso cobrar.

1 Las fallas de Herrera

No fue una buena tarde para Darío Herrera en River vs. Colon. Comenzó muy celoso a la hora de sancionar faltas y ésto lo llevó a cometer el primer error de importancia. Arroyo sujetó a Mayada en un desborde; pese a la infracción, siguió avanzando con posesión del balón. El árbitro se apresuró y sancionó la falta. La regla cinco fue modificada hace unos años y le da la posibilidad al referí de otorgar la ley de ventaja si entiende que el jugador se puede ubicar en una posición ventajosa. Si la misma no sobreviene, en ese momento puede volver atrás y sancionar la falta. Además, falló en el gol de Driussi. En el mismo momento del remate, a Saviola lo desacomodaron y chocó con el arquero Broun. Herrera debió sancionar la falta –ya sea del defensor a Saviola o, de no entenderla como tal, del delantero al arquero–.

2 Trucco, desparejo

En Godoy Cruz vs. San Lorenzo se produjeron situaciones polémicas y Silvio Trucco mechó aciertos con errores. Expulsó mal a Caruzzo por doble amarilla, cuando la segunda falta no es temeraria tal como indica la regla, por lo tanto no es de amonestación. A favor: expulsó bien con roja directa a Barrientos por agredir a un rival. Respecto del penal sancionado, después de observarlo varias veces, da la sensación de que Buffarini toca el balón y luego hace contacto con el adversario. Un elemento que tenemos en cuenta los árbitros en este tipo de jugada es la dirección en la que sale el balón. Trucco, cerca de la jugada, considero lo contrario. Y tuvo problemas con las sujeciones. Los árbitros deberemos trabajar mas duro para permitir la posibilidad de cabecear en las dos áreas.

3 Aciertos de Abal

No es fácil echarle un jugador a Boca. Mucho menos, dos. Pero en este caso Diego Abal acertó en ambos casos. Correctas las expulsiones de Pablo Pérez y de Gino Peruzzi. Esta última puede entenderse como una amonestación, y el defensor ya tenía amarilla. Igualmente fue roja directa y bien considerada porque la infracción fue de juego brusco en exceso.

El destacado

Federico Beligoy

Otra buena tarea de Federico Beligoy, esta vez en Quilmes vs. Racing. Tuvo importantes aciertos como la sanción del penal por falta de Saja e interpretar como casual la mano de Bieler ante el centro de Bou.

En deuda

Néstor Pitana

Cuando tiene la oportunidad de demostrar porqué está en la consideración para partidos de importancia, flaquea. Hubo un grosero penal de Casco a Nery Domínguez delante de su vista y lo ignoró.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?