Pocos gritos

El promedio de gol por partido es menor que el de Francia 98 y está entre los tres mas bajos en la historia
(0)
24 de junio de 2002  • 08:54

YOKOHAMA, Japón (EFE).– El Mundial de Corea y Japón tiene, con los 152 tantos marcados hasta ahora, un promedio de gol más bajo que el de Francia ‘98. Para igualar la efectividad de la última Copa del Mundo, deberían anotarse 19 tantos (casi cinco por partido) entre las dos semifinales, el choque por el tercer puesto y la final. La media del actual torneo es de 2,53 goles por encuentro contra los 2,67 de la competición francesa, en la que se marcaron 171 tantos.

Será difícil superar esa marca, ya que en los últimos cuatro encuentros de aquella competencia se anotaron 11 goles: cinco en las semifinales (Brasil 1 v. Holanda 1 y Francia 2 v. Croacia 1); tres en el partido por el tercer puesto (Croacia 2 v. Holanda 1), y tres más en la final (Francia 3 v. Brasil 0).

El récord histórico de goles en los mundiales lo tiene el de Suiza, en 1954, donde se destacaron grandes jugadores, como los húngaros Sandor Kocsis y Ferenc Puskas, los alemanes Max Morlok y Helmut Rahn, el austríaco Erich Probst y el uruguayo Carlos Borges, entre otros, con 5,38 por encuentro, como producto de los 140 tantos que se marcaron en apenas 26 partidos.

El encuentro con mayor cantidad de goles en este Mundial fue el que Alemania ganó por 8 a 0 a Arabia Saudita; le siguen, el 5-2 de Brasil ante Costa Rica y el empate entre Senegal y Uruguay, por 3 a 3, todos, en la primera rueda. Brasil, con 15 tantos, es el seleccionado con mejor promedio de gol y también es el único que convirtió al menos dos por partido.

Hasta ahora, el porcentaje de este Mundial es igual al de México 86, penúltimo en la tabla de los promedios de gol (el último es el de Italia 90, con 2,21 por partido). Es decir que, casi con seguridad, Corea-Japón quedará en el antepenúltimo lugar en la historia.

Con respecto al torneo de Francia, el actual podría ser mejor con respecto a las expulsiones; en Corea-Japón hubo 17 tarjetas rojas, cinco menos que en 1998, cuando se registró el mayor número de expulsados en la historia de los mundiales.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?