Abierto de Palermo: siempre dispuesto para un nuevo baño de gloria

En busca de la tan preciada Corona de Palermo
En busca de la tan preciada Corona de Palermo Fuente: LA NACION
Arranca el torneo más importante del mundo y La Dolfina puede concretar su segunda Triple Corona seguida, algo que sólo consiguió Coronel Suárez en 1974-75; el campeón debuta con Miramar, y La Aguada se medirá con Magual; en directo por el canal 670 de DirecTV
Claudio Cerviño
(0)
15 de noviembre de 2014  • 12:36

En la revista titulada "Música, Maestros", una producción especial con jugadores de los ocho participantes, que la nacion distribuyó junto con su edición de anteayer, Ernesto Trotz, seis veces campeón de Palermo con La Espadaña y hoy coach de Ellerstina , recordaba una sentencia elocuente sobre el significado y el valor del Argentino Abierto , que en realidad le pertenece a Marcos Heguy, también seis veces ganador por Indios Chapaleufú . "Yo tenía como que ganar el Abierto era normal, porque caía papá con los trofeos a casa y para mí era algo habitual. Por eso, cuando ganamos la primera vez, en el 86, me pareció eso, normal, algo que iba a suceder. Con el tiempo, es impresionante cuánto más valor le doy y me doy cuenta de lo difícil que es ganar Palermo", fueron las palabras de Marcos, al promediar los noventa y con varias conquistas más en La Catedral. ¡Cuánta verdad!

Difícil abrazarse a la gloria de ser el mejor del mundo en el polo, pero incomparable desde todo punto de vista para quienes crecen, se forjan y se ilusionan con levantar esa copa cada diciembre. Gloria que genera un efecto irreductible en el polista: la necesidad de conseguirla una y otra vez. No tantas, quizá, como Juancarlitos Harriott, que alcanzó la impresionante marca de 20 títulos con Coronel Suárez, pero... Basta con observar que Adolfo Cambiaso (h.) , a los 39 años, ya obtuvo 10, y nada detiene su voracidad ganadora. Como lo evidencia en ésta, una temporada inolvidable: 45 victorias sobre 47 partidos, contando su periplo por Palm Beach, Londres, Sotogrande y la Argentina.

Precisamente su creación, La Dolfina , llega a su 15a participación en el torneo, en el 121er Campeonato Argentino Abierto HSBC. Con un protagonismo excelente: sólo no accedió a la final en 2004. Fue campeón 7 veces (2002, 2005 a 2007, 2009, 2011 y 2013) y subcampeón en 6 oportunidades (2000, 2001, 2003, 2008, 2010 y 2012). Ahora, viene precedido de la obtención de la Triple Corona 2013 y los éxitos en Tortugas y Hurlingham 2014, con deseos plenos de concretar el revival. Lo de sentirse realizado está en las antípodas de su ADN.

Si apenas logró el gran objetivo de conquistar los tres torneos más importantes del planeta, la misión fue seguir haciendo historia. ¿Cómo? "El único que ganó dos veces seguidas la Triple Corona fue Coronel Suárez, y eso ocurrió hace 40 años. Es una ocasión excelente para empatarle ese récord", fue la arenga del coach, Milo Fernández Araujo, al conjunto de los 40 goles, que cuenta con un invicto de 18 partidos de TC, que se estira a 20 si se incluyen los dos éxitos que logró este año en el Abierto del Jockey, que también se adjudicó.

Los ocho en busca del título en Palermo
Los ocho en busca del título en Palermo Fuente: LA NACION

La Dolfina debutará hoy, a las 14, en la cancha 2, con una ausencia por precaución: la de David Stirling (h.), que arrastra una doble lesión en el codo derecho; lo reemplazará Sebastián Merlos, que el año pasado ya sustituyó a Juan Martín Nero en la final contra Alegría. El rival del campeón será el novel Miramar, la sorpresa que se metió entre los grandes desde la clasificación y cuyos integrantes nunca jugaron el certamen ni siquiera en carácter de suplentes. Una experiencia increíble para Gonzalo Deltour, Valerio Zubiaurre (h.), Ignacio Laprida y Santiago Toccalino. Un aprendizaje que debían cumplir alguna vez.

A la hora de nuevas experiencias, también las sentirá Magual: primer Abierto en el que entra directo y su bautismo en la cancha 1 de Palermo. Una formación que apostó a la continuidad y que tuvo su premio. Para jugarse todo en una especie de final de zona anticipada, desde las 16.30, ante La Aguada, conjunto que fue de menor a mayor en la temporada y que pretende reposicionarse, con regularidad, entre los mejores. Se cruzaron ya dos veces este año: en Tortugas festejó Magual (13-12 en suplementario), y en Tortugas, dominó con claridad La Aguada (19-10).

La victoria marcará las temporadas de uno y otro. Si Magual da el golpe, será un premio adicional a lo que ya consiguió esquivando la clasificación. Y si La Aguada rubrica el favoritismo que se le asigna tras el buen Hurlingham que le cupo, donde hizo sentir incómodo a Ellerstina en la semifinal, tomará impulso y confianza para dar batalla frente a La Dolfina. Siempre refiriéndonos a un desarrollo de certamen en el que impere esa lógica que pocas veces se altera en el polo de alto handicap.

Arranca Palermo. El torneo de los sueños. El que siempre tiene las puertas abiertas para un nuevo baño de gloria. Aunque algunos lo hagan parecer más normal de lo que es.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.