El US Open. Otra proeza para Adolfo Cambiaso