Polo: las lecturas que va dejando el nuevo formato de Palermo