Polo. Las mujeres concretan un sueño: jugar su propio Abierto de Palermo