TC 2000 en Alta Gracia. Ponce de León, en su mundo