Por fin, viajaron a Turquía

Se consiguió el dinero; concurre un equipo alternativo al renunciar los jugadores titulares
(0)
28 de octubre de 2000  

Tras un desprolijo manejo sobre la concurrencia de los equipos masculino y femenino de ajedrez a la XXXIV Olimpíada de Ajedrez que comenzará hoy en Estambul, Turquía, finalmente, gracias a un pedido de auxilio formulado en el programa deportivo de Víctor Hugo Morales por Radio Continental -como se informó en la edición de ayer, se logró completar la suma necesaria para los pasajes. Eran 3000 pesos, que fueron cedidos por el Tortugas Country Club, al que se le reintegrará la suma.

Ayer, a las 18, por British Airlines se embarcaron ambos conjuntos, así compuestos: en varones, por el gran maestro Alejandro Hoffman y los maestros internacionales Guillermo Soppe, Alfredo Giaccio y Fernando Bertona. En Estambul se unirán los grandes maestros Maxim Sorokin -reside en Rusia- y Daniel Cámpora, con domicilio en España. Este último lo hará sólo pasado mañana.

Este equipo difiere del designado con anterioridad: los grandes maestros Pablo Ricardi, Ariel Sorín y Pablo Zarnicki, junto con el maestro internacional Rubén Felgaer.

Consultado Ricardi sobre los motivos que los movieron a rehusar concurrir a la Olimpíada, manifestó que se sintieron manoseados, porque la incertidumbre venía proyectándose desde dos o tres días antes, hasta culminar el jueves último, a media tarde, cuando la Federación Argentina (FADA) les comunicó que no viajarían por falta de fondos. Se agregó que no habían podido contar con el subsidio de la Secretaría de Deportes y Recreación.

En un comunicado, el secretario de Deportes y Recreación, Marcelo Garraffo, señaló que "la situación que complicó la participación de ajedrecistas argentinos en las Olimpíadas de Estambul (Turquía) se debe a que la Federación Argentina de Ajedrez tiene antecedentes de desprolijidades. Además, tiene cargos pendientes y por ley no podemos autorizar nuevos subsidios. Si lo hacemos, estaríamos cometiendo una irregularidad".

Así las cosas, y ya formulado el pedido de ayuda por radio, anteanoche, alrededor de las 22, el presidente de la FADA, Nicolás Barrera, se conectó con los maestros previamente designados para intentar rever la situación, comunicándoles que ya se había conseguido el dinero para los pasajes. "Pero los ánimos se habían caldeado", dijo Ricardi, y hubo agrias discusiones con los dirigentes. No obstante, Barrera señaló que se conectó con Pablo Zarnicki y Ariel Sorín, quienes le expresaron que no viajarían. "Sentí que debía ser solidario y me negué a viajar", explicó Ricardi. Anoche, en una nueva conversación, Ricardi manifestó a La Nacion que en realidad no estaba seguro de haber hecho lo correcto.

Con el conjunto femenino no hubo problemas. Viajaron las designadas: Liliana Burijovich, Elisa Maggiolo, Sabina Hernández Penna y Marisa Zuriel. En cuanto a Carolina Luján -estaba clasificada, pero el cupo era para cuatro jugadoras-, aceptó ser compensada con un viaje a Cuba.

Al margen del acuerdo, de argumentos de un lado y de otro, está claro que el deporte argentino sigue sin rumbo; o sí: equivocado.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.