Porto, el mejor particular

Fue undécimo en el GP de Australia y ganó la copa IRTA
(0)
30 de octubre de 2000  

PHILLIP ISLAND, Australia.- El argentino Sebastián Porto, con una Yamaha del EDO Racing, finalizó en la undécima posición en la última competencia del mundial de motociclismo de 250cc, el GP de Australia, y se adjudicó la Copa IRTA (International Racing Teams Asociation) al mejor piloto privado del año en la categoría.

El francés Olivier Jacque (Yamaha) ganó la competencia y se consagró campeón mundial, tras una dura lucha con su compañero, el japonés Shinya Nakano, el otro candidato al título, a quien derrotó por sólo 14 milésimas.

Porto, quien finalizó noveno en el mundial por segundo año consecutivo, no ocultó su satisfacción por el título obtenido. "Hice la carrera más tranquila de mi vida -dijo-; me mantuve expectante, pensando sólo en llegar adelante de Naoki Matsudo, mi rival directo entre los particulares. Traté de no entrar en roces innecesarios. Si no hubiese existido el objetivo de pelear por el título entre los particulares, hubiese ido más fuerte hacia adelante, ya que la diferencia con el séptimo fue de sólo 57/100."

Con un lote de once máquinas que estuvieron durante buena parte de la prueba encerradas en un segundo, la Yamaha de Porto no tenía un buen comportamiento en la recta principal, pero en lo trabado recuperaba el tiempo perdido.

Para el argentino, la clave fue cuidarse de algún toque y finalmente, el objetivo se cumplió. "La satisfacción que siento es indescriptible, porque además se sumó el halago de que en el podio me entregó la copa un grande como Sito Pons", remató Porto, quien el año próximo podría contar con una máquina oficial Yamaha.

  • Biaggi, en 500cc. El italiano Massimiliano Biaggi (Yamaha) se impuso en la competencia de 500cc, tras una dura lucha con sus compatriotas Loris Capirossi y Valentino Rossi (ambos con Honda), que se resolvió en los últimos giros.
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.