Potrizaris podría quedar en Dubai

Existen negociaciones para venderla.
(0)
27 de marzo de 2000  

Bruno Petrucci no se tomó a la tremenda el último puesto de Potrizaris en el Shema Classic (G III-2400 m). En todo caso, trató de justificar la actuación de la yegua argentina criada por su su tío, Arnaldo Martinenghi, en la carrera de Nad al Sheba, el modernísimo hipódromo de los Emiratos Arabes.

"Tal vez le faltó competir una vez más antes de venir aquí ", apuntó Petrucci desde el otro lado del teléfono y aún en la habitación 919 del hotel donde se hospedó en Dubai.

"La carrera se hizo bastante rápida. Fíjese que el ganador -por Fantastic Light- echó tiempo récord. Potrizaris ingresó en la recta final en el cuarto puesto, pero a partir de allí comenzó a aflojar y se fue para atrás", dijo.

"Antes de correr me junté con su jockey -Kent Desormeaux- y le pedí por favor que no la estimulara con el látigo, pues la yegua se frena cuando siente la fusta. El cumplió la instrucción, pero no sirvió de mucho", agregó.

Petrucci, que viajó a Dubai en representación de Arnaldo Martinenghi, develó que Potrizaris podría quedarse en los Emiratos Arabes y no regresar a los Estados Unidos, donde está su base.

"Comenzamos conversaciones y tal vez alguien la compre", sostuvo, aunque sin agregar cuál es el precio que piden por la yegua.

Petrucci quedó fascinado por el hipódromo y la organización: "La calidad de la pista es espectacular y organizativamente están en todos los detalles. Lo podría comparar con los cuidados que se tienen en la Argentina cuando se realiza el Latinoamericana".

Asimismo, lamentó que nuestra hípica no tuviera una representación oficial en Dubai en lo que hace a su dirigencia. "Habría que estar. Es un acontecimiento mundial", sostuvo, y, por otro lado, resumió en dos palabras la actuación de Strudel Fitz en la Copa Dubai: "Venía bien. Trató de acomodarse en el pelotón, pero después lo pasaron".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?