Preocupación: lesiones que exponen la falta de recambio

La baja de Herrera se suma a la de Figallo, ambos pilares, y Hourcade debió convocar de urgencia a Orlandi para el partido ante Sudáfrica; el entrenador había apostado por jóvenes primeras líneas que aún no respondieron
Alejo Miranda
(0)
30 de julio de 2015  

Ya fuera en los años 80, cuando pertenecían a la periferia del rugby, como en 2007, cuando fueron el tercer mejor equipo del mundo, o en los últimos tres años, en los que iniciaron el camino para acercarse a las potencias disputando anualmente el Rugby Championship, los Pumas tuvieron al scrum como eje fundamental de su juego y una y otra vez los primeras líneas argentinos fueron reconocidos entre los mejores del mundo en su posición.

Las dos primeras fechas de la versión 2015 del certamen hemisférico dejaron sensaciones contradictorias al respecto: ratificación del poderío argentino cuando coincidían en la cancha los titulares y debacle notoria cuando ingresaban los suplentes. "La sensación que nos queda es fea. Nos está faltando", reconoció Daniel Hourcade, tras la derrota ante Australia en Mendoza. Una situación delicada que se complicó aún más con la lesión sufrida el lunes por Ramiro Herrera, pilar derecho titular casi todo el ciclo Hourcade.

El ex jugador de Hindú se había ganado la N° 3 ante la ausencia de Juan Figallo, quien intentó regresar al seleccionado tras dos años, pero una lesión ligamentaria en la rodilla derecha sufrida en un entrenamiento en la preparación en Australia lo dejó afuera del Mundial.

Las lesiones en el puesto, más la evidente baja en el rendimiento cuando ingresa la segunda ola de primeras líneas (se perdieron dos scrums frente a los All Blacks y uno contra los Wallabies cuando se produjo el recambio) desnuda la falta de profundidad en el puesto. Algo llamativo para un país considerado el más prolífico en la materia.

Ante esta nueva lesión, Hourcade convocó al plantel que viajará a Sudáfrica, para la 3a fecha del Championship, a Juan Pablo Orlandi, quien no había sido tenido en cuenta por el entrenador luego de que lo dirigiera en la gira por Europa de noviembre de 2013, cuando debutó como interino tras la renuncia de Santiago Phelan con un plantel heredado. El pilar mendocino tiene 15 test matches en sus espaldas desde su debut en 2008 y, tras el retiro de Martín Scelzo en 2011, se había convertido bajo la batuta de Tati en el recambio natural de Figallo. Este año jugó para Newcastle Falcons, de la primera división inglesa, e ingresó en siete partidos (dos como titular).

La buena noticia es que, en principio, lo de Herrera es una distensión del ligamento lateral interno de la rodilla izquierda que no requiere intervención quirúrgica. Sí será operado en la mañana de hoy para removerle los meniscos, algo que demandará entre cuatro y cinco semanas de recuperación. Excepto que la artroscopia revele un daño ligamentario mayor, llegará al Mundial.

Cuando asumió, Hourcade apostó por darles rodaje a jóvenes promesas y marginó a jugadores más experimentados que habían sido importantes bajo la órbita de Phelan. Entre aquéllos aparecen Lucas Noguera Paz (21 años, pilar izquierdo), Matías Díaz (22, derecho), Santiago Iglesias (22) y Julián Montoya (21, hookers). En el camino quedaron, además de Orlandi, Eusebio Guiñazú (hooker e izquierdo de Munster), Nahuel Lobo (Carcassone, derecho), Francisco Gómez Kodela (Bayonne, derecho), además de Maximiliano Bustos (derecho), quién debió retirarse por una lesión en el cuello. Para peor, Bruno Postiglioni (izquierdo y hooker) se desvinculó inexplicablemente del contrato que tenía con la UAR hasta fin de 2016 y firmó con Zebre (Italia) y Matías Cortese (hooker), que cumplió como suplente de Creevy todo 2014, fue relegado.

El único que estuvo a la altura cada vez que ingresó fue Nahuel Tetaz Chaparro, suplente de Herrera, que incluso fue titular en la victorias frente a Australia y Francia. Sin embargo, el ex La Plata no arrancó bien el Championship. "Jugó todo el año de izquierdo en Lyon y le costó adaptarse", justificó Hourcade.

Así y todo, el mayor problema está en el flanco izquierdo. Marcos Ayerza es de lo mejor del mundo, pero no tiene reemplazo. Figallo había sido probado como alternativa y Tetaz Chaparro jugó un rato el sábado en ese costado cuando entró Matías Díaz. Queda Noguera Paz, un jugador de gran dinámica, buenas destrezas y sólido para tacklear, pero que todavía no demostró solvencia en el scrum.

Con Ayerza, Agustín Creevy y Herrera (si se cura a tiempo) o Tetaz Chaparro (si recupera su nivel), los Pumas pueden jactarse de tener uno de los mejores scrums del mundo, sino el mejor. Pero en el rugby de hoy, el recambio en la primera línea es fundamental. Todos los equipos tienen un suplente por puesto en el banco y es raro que no vean acción. En los cuatro partidos de este Rugby Championship, de 12 cambios posibles en la primera línea se hicieron 11. Con sólo tres partidos de preparación, queda poco margen para ensayos. La falta de previsión puede costar caro en el Mundial.

Juan Hernández, incluido en el plantel para enfrentar a Springboks

Además de la inclusión de Orlandi, en el plantel de los Pumas que viajará a Sudáfrica se destaca el regreso de Juan Martín Hernández, que había estado ausente de los dos primeros partidos mientras se ponía a tono físicamente. También aparecen por primera vez Pablo Matera y Tomás Lezana, que fueron incluidos entre los 26 que viajarán pasado mañana a Durban. Tal lo anunciado, Daniel Hourcade continúa rotando al equipo. Así, entre los ausentes se destacan Juan Martín Fernández Lobbe, Nicolás Sánchez, Manuel Carizza, Gonzalo Camacho y Facundo Isa. La única baja por lesión es la de Herrera. El equipo retomará los entrenamientos mañana y partirá el sábado desde Ezeiza. El partido por la 3a y última fecha del Rugby Championship ante los Springboks es el sábado 8, a las 12.05 (hora argentina), en el Kings Park Stadium.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?