Prolijidad y sentido común, materias que el fútbol argentino adeuda

Claudio Cerviño
Claudio Cerviño LA NACION
Fuente: LA NACION - Crédito: Aníbal Greco
(0)
21 de febrero de 2019  • 23:59

Prolijidad y sentido común, esas materias que el fútbol argentino sigue teniendo previas, lejos de rozar la aprobación a pesar del paso de los años. Ya sea con Julio Grondona , con el Comité de Regularización o con Claudio Chiqui Tapia . Dirigente este último a quien, conocido su fanatismo por Boca, como cabeza máxima de la AFA no le preocupa ir al cumpleaños de Carlos Tevez en plena definición de un torneo. O, ahora, quitar los promedios del ascenso, algo que indirectamente podría beneficiar en el corto plazo a su Barracas Central y a otros clubes con dirigentes de su riñón. ¿Para qué cuidar las apariencias? No le preocupa en absoluto. No está en su argot.

Promedios del fútbol argentino que siguen protegiendo a los más poderosos desde hace mucho tiempo, aunque no hayan servido para salvar a todos de la debacle. Promedios que no existen en torneos de primer mundo (y en los de segundo y tercer orden tampoco) y que marcan a las claras de lo que es capaz nuestra organización. Promedios que disparan la grieta entre la AFA y la Superliga : unos no los quieren aplicar, y los desactivan solo en el ascenso, y otros apuestan a su continuidad en Primera División. Puede debatirse si los promedios son buenos o no, si son justos o injustos. Lo que no ayuda, claramente, es aplicarlos en algunas categorías y hacer diferencias respecto de la principal, la que genera mayores recursos y atracción. La disparidad de criterios no hace más que abonar lo absurdo del fútbol argentino. Invariable a través del tiempo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?