"Quiero hacer un gol, pero no sé si Bianchi me dejará"

Oscar Córdoba habló de su duelo con Chilavert; desea patear un penal, pero todavía no consiguió el okey del técnico
Christian Leblebidjian
(0)
21 de octubre de 2000  

Primer acto: el 21-1-98, en Mar del Plata, por los torneos de verano: Boca 2 v. Racing 2. ¡Pum! Córdoba erra el penal y gana la Academia en la definición.

Segundo acto: el 24-1-98, en Mar del Plata, por los torneos de verano: Boca 0 v. River 0. ¡Pum! Córdoba erra el penal, pero ataja dos y ganan los xeneizes la Copa Desafío.

Tercer acto: el 28-2-98, en la Bombonera, por el torneo Clausura: Boca 2 v. Vélez 3. ¡Pum! Gol de Chilavert a Córdoba, de penal.

Cuarto acto: el 6-9-98, en la Bombonera, por el torneo Apertura: Boca 6 v. Huracán 2. Penal de Avalos a Ibarra. Va Palermo. De repente, todo el estadio pidió a gritos que lo pateara Córdoba, que hasta el 1-0 era figura excluyente del partido. El arquero empezó a caminar y miró al banco, pero desde allí apareció Bianchi y con el dedito le dijo "no". El colombiano se quedó con las ganas y el ¡pum! fue de Palermo. Gol y a otra cosa.

Quinto acto: el 7 de octubre último, en Bogotá: Colombia 0 v. Paraguay 2, por las eliminatorias. ¡Pum! Gol de Chilavert de tiro libre a Córdoba.

El colombiano sigue con la idea fija de hacer un gol. ¿Bianchi lo dejará? Es la pregunta del millón, aunque la respuesta hay que ubicarla casi pegado al polo negativo.

Córdoba arrancó hablando del partido con Vélez y siguió conChilavert: "Después de un gran partido como el que se hizo en River, lo ideal sería ganar y rematar la semana con un Vélez que viene muy bien", dijo.

-Bianchi siempre dijo que en la historia de Boca, después de jugar con River, el equipo se relajaba. A ustedes eso nunca les pasó. ¿Puede pasar ahora?

-No, este equipo nunca dio por ganado un partido de antemano. Queremos ser campeones y si Boca desea eso, tiene que rendir igual por más que el rival sea River, Vélez o San Lorenzo.

-¿Sienten que todos quieren que Boca se caiga?

-Siempre es Boca contra el resto. Cada compromiso que jugamos nos damos cuenta que el rival juega su mejor partido ese día, justo contra Boca. Ojalá a todos les jugaran igual.

-¿Cómo tomás el duelo con Chilavert?

-Puede ser que lo haya agrandado la prensa, pero también es cierto que no quiero que me haga goles. No me gusta que nadie me haga goles, llámese Chilavert, Terremoto Cejas o Pepe. Chilavert sabe lo que quiere: es un delantero más de Vélez.

-¿Te dolió entonces el gol que te marcó en la última fecha de las eliminatorias?

-Todos los goles me duelen. Por ejemplo, Saviola me tiene de hijo y a mí me duele cada vez que lo enfrento con River. Espero que en el próximo superclásico pase de largo y no siga sumando.

-¿Duele más el que te hace un arquero?

-Todos duelen igual. Lo que pasa es que Chilavert le pega muy bien al balón y no es ningún principiante. Por algo lleva marcados muchos goles de tiro libre. Duele porque José Luis tiene su forma de calentar el ambiente y de transportar sus cosas hasta el terreno de juego, pero es un rival más, un delantero más...

-¿Un mérito de Chilavert?

-Y, él es arquero y en los tiros libres le pega mejor que muchos jugadores. Además se entrena pensando en eso y practica mucho.

-Si Boca gana, pero él te hace un gol. ¿Te vas contento?

-Me voy con bronca. Llámese Chilavert o Jairo Castillo -mi compañero en Colombia-, pero no quiero ni que pise el área mañana.

-Bonano se animó a patearle un penal y lo doblegó a Chilavert. ¿Harías lo mismo si hay un penal para Boca?

-En Boca cada uno tiene su responsabilidad en la cancha. A Bonano se le permitió en River...

-¿Vos tenés ganas?

-¡Coooomo! Yo también quiero hacer mi gol algún día...

-Entonces...

-Quiero hacerle un gol a Chilavert, pero no sé si Bianchi me dejará. Igual, no me hago problemas porque yo respeto las decisiones con las que nos manejamos en Boca.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.