"Quiero ser campeón y jugar en la selección"

Después de los cinco goles a Blooming, Alfredo Moreno piensa a lo grande.
Después de los cinco goles a Blooming, Alfredo Moreno piensa a lo grande.
(0)
24 de marzo de 2000  

"Poneme un pase a mí, viejo... Los estás haciendo todos vos!" Guillermo Barros Schelotto no perdía la cuota de humor en pleno partido. Es que con sus cuatro pases, Alfredo David Moreno vivía la noche de gloria y... el Mellizo le reclamaba el vuelto. "¡Y qué querés, yo no tengo tu calidad!", le retrucó el goleador, de 20 años.

Despierta El Negro Moreno después de una noche que guardará por siempre. Que quedará en la historia con los cinco goles que le marcó a Blooming en la Bombonera. "Cuando sea grande me gustaría que mis hijos y mis nietos vean lo que conseguí ese día", dice.

Los diarios acompañan el café con leche con media lunas. Como no podía ser de otra manera, él era el centro de los elogios de los suplementos deportivos. "Es raro verse en la tapa de los diarios. Igual, lo tomo con tranquilidad, porque si uno se la cree las cosas salen todas al revés", sostiene.

Moreno hace una pausa, cierra los ojos y piensa. En su mente brotan imágenes y una nostalgia por el pasado que alguna vez lo vio pateando piedras en el potrero de Estudiantes de Santiago, a metros de la calle Ameghino 362, su casa natal; aquellos partidos que jugaba en los recreos con sus amigos Alejandro Cisneros yMarcelo Romano, en la escuela San José; la llegada a Buenos Aires, al club Dock Sud, donde cada noche en la pensión desataba su llanto añorando volver al barrio Sargento Cabral. "Todavía no soy consciente de que quedé en la historia. No puedo creer que ahora me esté pasando lo que tanto soñé", cuenta.

Anteanoche, la casa de los Moreno fue un carnaval. "Me quedé disfónica de tanto gritar los goles de mi negro", dijo mamá Berta. Y claro, papá Walter también habló: "Alfredo se ganó un lugar en el equipo y en el corazón de la hinchada de Boca".

Lejos del furor que fue Santiago del Estero y las repercusiones que causó en todo el país, Moreno eligió la tranquilidad del campo para pasar un día con si novia, Julieta.

"De a poco me voy afianzando en la primera. Ahora quiero ser campeón con Boca y jugar en la selección", afirma.

Sueño de pibe; sueño de grande. De una punta a la otra vuela Alfredo Moreno, el goleador de Boca en el Clausura y en la Copa Libertadores.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.