Quilmes y un día histórico

En la madrugada de hoy, los socios le dieron el sí por amplia mayoría a la propuesta del Exxel Group.
En la madrugada de hoy, los socios le dieron el sí por amplia mayoría a la propuesta del Exxel Group.
(0)
31 de marzo de 2000  

Y Quilmes hizo historia. En la madrugada de hoy, y por amplia mayoría en la asamblea de socios (563 dieron el sí; 220 dijeron no), se convirtió en el primer club de la Argentina en aceptar el gerenciamiento. La cuestión se resolvió a la 1.40, cuando con una ovación, y al grito de "Quilmes, Quilmes", los asociados daban el consentimiento a la propuesta del Exxel Group para manejar el patrimonio futbolístico de la entidad.

El Exxel Group realizó una propuesta encuadrada en el nuevo plan de salvamento aprobado por la AFA el 7 del actual, mediante la cual invertirán 5 millones de dólares en forma inmediata en caso de obtener la aprobación. Al firmarse el contrato, el grupo tiene 180 días para aportar el dinero: cuatro millones serán destinados a pagar la deuda y el millón restante para construir un predio para las divisiones inferiores.

Antes de la resolución, hubo varias historias que merecen ser contadas...

// // //

A las 23.20 se empezó a votar por el sí o por el no, con una fuerte presencia policial por temor a que se produjera algún incidente. En un momento, cuando los opositores no dejaban realizar la asamblea en forma normal, un integrante de la barra brava ingresó en el gimnasio de basquet donde se realizó la asamblea a pedirle que se callen a los que gritaban consignas contrarias al proyecto. Entonces, la asamblea tomó un rumbo normal, con los sondeos mostrando que el sí iba a ganar... La postura era clara. "Al aprobarse el gerenciamiento, los beneficios serán extraordinarios y Quilmes será el primer club del país con pasivo cero", dijo Daniel Razzetto, presidente de la entidad.

Mientras, se vivió en el club una jornada inusual. Un pasacalle que invitaba a votar por el sí, recibía a los socios que llegaban y hacían fila en las cinco mesas habilitadas. Por momentos hubo dos cuadras de cola con tres o cuatro personas por cada ubicación, que esperaban su turno para tener el visto bueno para ingresar en la asamblea.

Varios socios se quedaron sin la posibilidad de expresar su opinión por no figurar en los padrones. Como Daniel Rubén Vilar, que mostraba su carnet con el número 5023. Alberto Budeiski, vicepresidente segundo de la institución, se disculpó y le dijo: "No puedo hacer nada... Perdón, pero no puedo mostrar los padrones". Vilar comentaba: "Es un hecho histórico, quiero votar y no me dejan".

Gerardo León, director del Exxel Group delegado en deportes, llegó al club a las 20.50. Saludó efusivamente a los integrantes de la cuarta división, que estaban cenando en el comedor del club. Los chicos correspondieron el saludo de igual modo, demostrando que ya conocían a León muy bien. Luego le dijo a La Nación : "Estoy muy ansioso. Si la asamblea da el sí -como luego sucedió-, el lunes nos reuniremos con los dirigentes para analizar los pasos por seguir en el club".

Mientras esperaban su turno para entrar en el recinto, algunos socios daban su opinión. Leandro Leiter, socio número 33.660, comentó: "Voto por el sí, porque estoy cansado de que los dirigentes hagan mal las cosas. Hace falta un cambio y está gente está dispuesta a hacerlo". En la misma línea estaba Leonardo Cuesta, con su carnet 31.211. "Somos un club de primera y queremos estar en primera. La única forma de ascender es con alguien que aporte plata".

Hubo voces disidentes. Como las de Hugo López, socio 1204:"Voto por el no. A Quilmes no hay que manejarlo como una empresa. Quilmes es de la gente". Marta Corvalán , carnet 22.314, atacaba con dureza al afirmar que "la culpa de la deuda es de los dirigentes que actuaron mal y ahora ellos quieren vender el club".

A las 22, los cerca de 800 socios concurrentes (de los 3000 empadronados) ya habían entrado en el gimnasio para hacer la votación nominal.

El contrato entre Quilmes y el Exxel Group tiene algunas particularidades. El club tiene 16 puntos por cumplir, mientras que el Exxel, 3. Si la institución no cumple, el grupo económico puede dejar sin efecto el acuerdo. Eso sí: nunca podrá haber juicio entre las partes, pues ante cualquier conflicto se recurrirá al tribunal de la Bolsa de Comercio y un arbitraje definirá.

En cuanto a los jugadores, el acuerdo será: los actuales de primera pertenecen en un 75% a Quilmes y en un 25% al Exxel. Los que se compren o los que asciendan de las divisiones inferiores, la relación será la inversa: un 75% corresponderá al Exxel y un 25% a Quilmes.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.