RACING

Sin gerenciamiento ni apoyo, la crisis se agudiza.
(0)
31 de marzo de 2000  

Otro revés para Racing, que cada día se sumerge más en el mar de la incertidumbre. Voceros de las firmas Hicks, Muse, Tate & Furst y The Muller Sports Group anunciaron el retiro de las negociaciones por el gerenciamiento del club de Avellaneda. A partir de allí, se abren mil interrogantes sobre el futuro, ya que se cayó la negociación más firme que la entidad tenía para concesionar el fútbol profesional y, de esa manera, levantar la quiebra. Además, el juez Enrique Gorostegui no tomó una determinación sobre la continuidad de la institución y hoy debe decidir si autoriza al equipo para jugar mañana frente a Rosario Central, por la 7» jornada del Clausura.

Luego de la reunión de anteayer con el magistrado, el fondo de inversión norteamericano, en un comunicado de prensa, adujo que no estaban en condiciones de manejar una operación con cientos de acreedores de un club de fútbol en quiebra en la Argentina. Motivo por el cual le solicitó a Gorostegui si podía nombrar algún interlocutor. El juez les comunicó que eso no estaba dentro de sus facultades y la operación dio por tierra.

Consultada por La Nación , Liliana Ripoll, la síndico que entiende en la quiebra, sólo dijo: "No estamos anoticiados".

Aunque no todos están convencidos del retiro de Hicks. Algunos entendidos creen que las puertas no están cerradas definitivamente. Es más, especularon con que podría tratarse de una estrategia de mercado, bastante común en este tipo de operaciones. Incluso, fuentes judiciales confiaron que la situación no era irreversible y que la empresa pretendía marginar del proceso al ex titular de la Academia Daniel Lalín, quien manifestó en reiteradas ocasiones que él era el nexo entre Hicks y los acreedores.

Ripoll tampoco quiso aventurar sobre la determinación de Gorostegui. El juez se expediría hoy sobre la suerte del equipo de fútbol, que mañana debería enfrentarse con Central. Para que el magistrado autorice al conjunto dirigido por Gustavo Costas y Humberto Maschio, debe aparecer el dinero o las garantías para cubrir el déficit financiero (aproximadamente 1.200.000 dólares) provocado por varias empresas deudoras. Ese es un aspecto clave, ya que una entidad en quiebra no puede generar déficit. Aunque tampoco se descarta que un nuevo argumento legal le permita continuar a Racing. Aquí se plantea otra pregunta: ¿hasta cuándo se mantendrá esta situación? Por más que aparezca el dinero que le permita jugar a Racing, lo preocupante es la cuestión de fondo: se cerró otra alternativa para levantar la quiebra. Además, vale recordar que la Cámara de Apelaciones de La Plata determinó en su momento que los plazos judiciales están agotados. Entonces...

Racing recibió otro cachetazo en su laberíntica actualidad. Y van... fracasó el plan de avenimiento propuesto por la AFA, las gestiones con los acreedores que encabezó el ex presidente Daniel Lalín, perdió el apoyo económico de la entidad madre del fútbol argentino, también se cerraron las puertas con el Exxel Group y la institución presenta un déficit. Por Avellaneda, muchos se preguntan si no será conveniente barajar y dar de nuevo.

La verdad podría conocerse hoy en el juzgado de Gorostegui. O no. Tratándose de Racing, ¿quién aseguraría algo?

Entre tanto, el plantel espera. Hoy se entrenará en su estadio, y, de no producirse novedades, a las 14 viajará a la capital santafecina con las incógnitas a cuestas.

Evitaron el remate de la sede

La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, que convirtió en ley un proyecto impulsado por la diputada Kelly Olmos (PJ) hace un año y medio, declaró de utilidad pública, y sujeto de expropiación, la sede social y deportiva de Racing, situada en Nogoyá al 3000, en Villa del Parque.

¿Qué quiere decir esto? Que el inmueble continuará su actividad como centro deportivo, recreativo y cultural. El predio cuenta con tres canchas de fútbol, una cancha de basquetbol, una pileta, un quincho, una sala de folklore y un espacio para juegos que son utilizados por unos 400 chicos.

La norma aprobada prevé una cláusula por la cual el club estará en condiciones de recuperar la sede de Villa del Parque si antes de concretarse los diez meses que lleva el proceso de expropiación, Racing resuelve la quiebra.

La ley sancionada por la Legislatura entrará en vigencia una vez que resulte promulgada por el gobierno portueño, tras lo cual le corresponderá al Banco Ciudad realizar una tasación del inmueble, que será la base para su adquisición y que deberá ser analizada después por los enajenadores patrimoniales de Racing. Esta tasación sería de 3.000.000 de dólares.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?