Mala tarde. Refuerzos en deuda