Otra vez campeón. Repitió el festejo en París