Río 2016: las ventajas de vivir los Juegos dentro de la realidad virtual