Río 2016: Lea T, la transexual que abanderó la inclusión en la ceremonia inaugural

Fuente: AP
Es hija de un ex jugador de la selección de Brasil y es la musa de Givenchy
(0)
6 de agosto de 2016  • 00:25

BRASIL (EFE).- Nació con el nombre de Leandro pero se hizo popular como Lea T. Es una de las modelos más conocidas de Brasil y desde hoy un símbolo para el movimiento transexual después de su participación en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Río 2016 como abanderada de la "inclusión".

Lea avanzó por el Maracaná en un triciclo con el letrero de Brasil que anunciaba la salida de la delegación del país anfitrión al ritmo de la samba "Brasil" y en medio de una sonora ovación que sacudió el estadio.

Hija del jugador brasileño Toninho Cerezo, exjugador de la selección entre 1977 y 1985, Leandra Medeiros nació en Belo Horizonte en 1981 y se crió en Italia, donde su padre jugó en la Roma y la Sampdoria.

Debutó en el mundo de la moda a los 29 años en Milán y adoptó el nombre de Lea T con el que ha ocupado las portadas de las más importantes revistas de moda. A sus 35 años, es la musa de Givenchy y ha querido lanzar un mensaje en favor de la inclusión con su participación en la ceremonia olímpica.

Su padre, que jugó junto a estrellas como Falcão, Zico y Sócrates en la selección brasileña, y que actualmente es entrenador, asegura que siempre respetó la orientación sexual de su hija, algo nada fácil en el fútbol brasileño, donde todavía prevalece una fuerte cultura machista.

Por primera vez también en la historia de los Juegos, cinco de los voluntarios que portan el nombre de las delegaciones olímpicas en el desfile inaugural son transexuales, un "gesto en favor de la tolerancia", apuntan los organizadores.

Más de 70.000 personas asistieron la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Río 2016 en el mítico estado de Maracaná y unos 3.000 millones siguieron el espectáculo por televisión en todo el mundo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.