Río 2016. Michael Phelps no sólo junta medallas: rompió un récord vigente desde hace más de 2000 años