River e Independiente no quieren perder protagonismo

A las 18.10, en Núñez, ambos equipos irán por el triunfo que los consolide en la lucha por el título.
A las 18.10, en Núñez, ambos equipos irán por el triunfo que los consolide en la lucha por el título.
(0)
19 de marzo de 2000  

Los dos lo saben bien. Un triunfo los puede catapultar definitivamente hacia la lucha por el torneo Clausura. Una victoria les dará a River o a Independiente un mayor sustento a sus aspiraciones de conquistar el título. Entonces, el clásico que comenzará en el Monumental desde las 18.10 promete emociones y se roba el protagonismo en la sexta fecha del certamen.

Motivaciones no le faltan a ninguno. Las buenas campañas de cada uno los tienen prendidos al liderazgo de San Lorenzo. Y esa misma sensación de que el ganador se adueñará de un fuerte impulso en la carrera hacia el campeonato la transmitió el propio entrenador millonario, Américo Gallego, con una declaración a modo de aviso: "El que pierda quedará relegado".

Los locales volverán a apostar por el temible tridente ofensivo que integran Pablo Aimar, Javier Saviola y Juan Pablo Angel.

Con relación a la última victoria ante Atlas, la que le permitió encabezar las posiciones en el Grupo 4 de la Copa Libertadores, Eduardo Berizzo reemplazará al colombiano Yepes (con ampollas en ambos talones), y Cristian Ledesma -recuperado de un golpe en la rodilla derecha- sustituirá a Pereyra. El único que no se entrenó ayer por la mañana, por razones personales, fue Saviola, aunque quedó confirmada su presencia esta tarde.

River irá por los tres puntos y, también, por mantener el invicto del Tolo Gallego que ya suma 32 partidos, contando su anterior paso por el club, que terminó con la coronación en el Apertura 1994. Independiente, el conjunto más goleador del certamen, parece haber dejado atrás días de sofocones y cuestionamientos. Entre los dirigidos por Enzo Trossero sólo habrá una variante: ingresará el volante uruguayo Víctor López, que jugará por el suspendido Alfredo Cascini, una modificación que le permitirá a Esteban Cambiasso desempeñarse como volante central, posición en la que él mismo ha reconocido que se siente más cómodo y rinde mejor.

El conjunto de Avellaneda intentará cortar con una prolonga racha adversa en sus visitas a Núñez: no se impone desde el 14 de abril de 1996, cuando ganó por 4 a 1.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.