El nombre del día. Roberto Ayala, el que de chico arreglaba la pelota, ahora la rompe