Romero arrancó derecho

El cordobés se ubica en el 5º lugar en San Pablo, a dos golpes de Affleck, el líder.
(0)
31 de marzo de 2000  

SAN PABLO.- El comienzo de la segunda etapa del Abierto de los 500 Años entregó una realidad totalmente distinta a la que se vivió una semana atrás en Río de Janeiro. Este campo exige mucho más de los jugadores y la lluvia, que sólo se interrumpió cerca del mediodía, lo complicó aún más. Por eso, no fue fácil bajar el par 71 del San Pablo Golf Club y los 66 golpes del galés Paul Affleck fueron suficientes para dejarlo solo en la vanguardia del certamen correspondiente al Tour Europeo.

A dos golpes, en la mejor actuación entre los diez argentinos, se ubica Eduardo Romero. El Gato logró una vuelta consistente; salió por el hoyo 10 y quedó muy cerca de los mejores scores, tras una vuelta en la que aprovechó muy bien los par 3 y los hoyos largos para bajar en tres golpes el par de este campo ubicado en en el barrio Santo Amaro. "Fallé algunos greens y varios putts bastante accesibles. Es una lástima, porque tendría que estar más arriba, pero siento que estoy jugando bien y para empezar no están mal los 68 golpes", señaló Romero, afectado por una gripe incipiente que no lo dejó dormir bien en las horas previas a su salida. Consiguió cinco birdies en total: dos en la ida (14 y 17), y en los últimos nueve hoyos (1, 7 y 9); sus dos bogeys aparecieron en el 15 y el 5. José Cóceres compartió el juego con Romero y el sueco Jarmo Sandelin (el grupo más atractivo de la primera jornada), y no quedó conforme con sus 69 golpes (-2). "No emboqué nada", se recriminó el chaqueño, que terminó su recorrido sin errores y lamentándose por una clara oportunidad perdida en el hoyo 8, el par cinco más accesible: "No medí bien el primer putt. El contrapelo del green me frenó un poco la pelota y no me quedó un tiro cómodo para definir". Cóceres acertó el green con el segundo tiro, pero debió hacer tres putts para terminar. Sus dos birdies fueron en el recorrido de ida, en el 14 y el 17.

Para Angel Cabrera fue un comienzo desilusionante. El Pato conoce esta cancha como nadie entre los jugadores más importantes del Tour y quería aprovechar esa ventaja desde el arranque,pero no tuvo un buen día y terminó con 75 golpes (+4): "Jugué mal, especialmente en las salidas con el drive. Mi palo se rompió y no me adapté bien al nuevo". Comenzó de la peor manera, con un doble bogey en el 1, y volvió a subir en el 5 ("elegí mal el palo") y en el 6, donde hizo tres putts y pareció perder la paciencia. Sin embargo, encontró algo de serenidad en el 9, con un birdie desde tres metros: "Bajé en ese hoyo y pensé que podía hacer una buena segunda vuelta, pero seguí pegando todo mal. Anduve por todos los rough, y en esta cancha, si no peguás derecho, vas muerto".

A Gustavo Rojas y Rodolfo González, los primeros 18 hoyos le abren un buen panorama. Ambos quedaron cerca de la punta con sus 70 golpes y todo indica que hoy no deberían sufrir con el corte clasificatorio, algo que les permitirá pelear más arriba sin presiones. Jorge Berendt, que viene de redondear una excelente actuación en Río de Janeiro, hizo el par de la cancha y quedó confome: "Es una buena manera de comenzar. Los punteros no están lejos".

Ricardo González sigue preso de su falta de confianza y no logra concretar un buen recorrido. Ayer tampoco consiguió bajar el par y terminó con 73 golpes, un score que no le permitirá descuidos si quiere jugar los últimos 36 hoyos. El mismo objetivo tendrá el misionero Daniel Vancsik, que marcó 73 golpes y comparte su segunda experiencia en el circuito con Walter Miranda (79) y Raúl Pérez (77).

Fernández está quinto

SCOTTSDALE, Estados Unidos.- El argentino Vicente Chino Fernández empleó 69 golpes y se mantiene en la quinta posición, luego de la primera vuelta del torneo Countrywide Tradition, que comenzó ayer en esta ciudad, ubicada en el Estado de Arizona.

El certamen, el primero de los cuatro Grand Slam que contiene el Senior PGA Tour -por ende, se disputa a cuatro vueltas-, tiene como líder a Jim Ahern (65 golpes) y como escoltas, a un golpe, a Walter Morgan y Tom Kite. La intención de Fernández es mejorar el 14º puesto que consiguió la semana última, en el torneo Emerald Coast Classic.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?