Golf. Romero empezó con todo