Luego del triunfo en el GP de Alemania. Rubinho no para de disfrutar